La Llave Psi

La clave la tenés vos

TERAPIA DE ACEPTACIÓN Y COMPROMISO

 

 

La terapia de Aceptación y Compromiso (ACT, por sus siglas en inglés, que significan actuar), apunta a la creación de una vida significativa para el consultante aun a pesar del dolor que pudiera venir asociado a ella. Es un modelo que cuenta con validación científica y que se nutre de herramientas como intervenciones paradojales, experimentos, metáforas, valores personales y el mindfulness (aceptación plena).  Tiene sus raíces en la Teoría del Marco Relacional (RFT), por lo que se encuadra en una nueva teoría del lenguaje y la cognición.

Entendemos en este sentido que si bien podemos transformar el lenguaje, es necesario trabajar con sus significados y sus relaciones o asociaciones para fomentar el cambio y además el autoconocimiento.

Dentro de este reencuadre de significados, valores y creencias, se trata asimismo de empezar a considerar el padecimiento como parte de la vida, desdramatizando el sufrimiento y procurando acciones efectivas conscientes y comprometidas.

Principios:

1. Aceptación: implica reconocer la experiencia a través del cuerpo, las emociones y los pensamientos. Tratarnos con compasión a pesar de nuestros defectos, buscando integrarlos y transformarlos en lugar de huir o suprimirlos.

2. Defusión cognitiva: observar y soltar nuestros pensamientos sin juicio, para tomar una perspectiva más amplia y amorosa.

3. Experiencia presente: aquí y ahora es lo único que realmente tenemos e importa. El pasado no podemos cambiarlo (por ende mejor no quedar atrapados allí) y el futuro depende de ahora, por ello mejor ocuparnos en vez de preocuparnos.

4. El “Yo observador”: desdoblarnos para poder observarnos como si fuerámos otro que nos mira, para evitar el juicio y salir del problema. 

5. Claridad de valores: La ACT demanda un trabajo de autoconocimiento y una absoluta honestidad -solo para valientes comprometidos- que nos lleva a repensar y definir nuestros valores y sentimientos más profundos. ¿Qué es lo verdaderamente valioso para nosotros? ¿Dónde queremos estar o ir en realidad? 

6. Acción comprometida: Obedecer sólo a nuestro deseo más íntimo, nuestros valores y no a los mandatos externos. Empezar a ejercer acciones significativas para nosotros mismos.