La Llave Psi

La clave la tenés vos

SESIONES EN CONSTELACIONES ORGANIZACIONALES INDIVIDUALES O GRUPALES

 

¿En qué se diferencia una constelación organizacional de una constelación familiar individual o grupal?

 

Básicamente el objeto de trabajo a constelar, por lo demás la dinámica es la misma a la de una constelación familiar. En ambas se recurre a un genograma, que consiste en un árbol familiar con datos relevantes; en una empresa este será reemplazado por un organigrama, técnica fundamental que nos permitirá recabar valiosa información para conocer el funcionamiento de la organización.

A partir de allí se empezará definiendo el tema a constelar (ejemplo, la mala comunicación interna), y a través de la constelación propiamente dicha será donde quedarán expuestas las emociones, roles, límites y sentires de o de los constelados (se puede hacer en forma individual o grupal, agrupando varios sectores).

Puestas las necesidades sobre el campo constelatorio, se podrán hipotetizar cursos de acción probables para poner en marcha los cambios, que desde la misma constelación, ya se han irremediablemente desatado. Estos serán evaluados luego de un tiempo acordado, para medir su eficacia, y eventualmente reformulados o potenciados.

 

En resumen, a lo largo de los seminarios intensivos que sean necesarios (pactados con nuestro cliente) veremos:

 

Resistencias al cambio

Cómo redefinirse permanentemente

Cómo sostener y potenciar la motivación a lo largo del tiempo

Cómo no caer en la rutina y la desmoralización

Cómo funciona la dinámica deseante

Evitar la rigidización de roles, jerarquías y límites

Estimular la creatividad, el trabajo como un juego

Alcanzar una comunicación efectiva y asertiva no violenta

Lograr sentido de identidad y pertenencia, con valores internalizados

Elegir en lugar de sufrir

Alcanzar un clima y cultura de congruencia y cohesión

Resultados por vínculos y no por miedo

Ser uno mismo sin temores, fomentar la congruencia y no la hipocresía

Liderazgo efectivo en construcción permanente

Dejar de lado el paradigma de la adulación y el temor

Nuevos paradigmas: trabajo remoto, horizontalidad, flexibilidad, diversidad…desafiando viejas verdades

El modelo caduco de la relación de dependencia: hacia nuevas formas de trabajo

Cómo no mezclar roles y emociones en las empresas familiares, y cómo hacer de ellas un modelo exitoso

 

Lograr una empresa exitosa es posible. El modelo de rigor y temor ha quedado obsoleto. Hoy se pueden maximizar resultados afianzando las emociones entre los componentes del sistema, que por añadidura, permitirá de paso sanar los vínculos primarios. La empresa y sus miembros, son proyecciones de aquella familia primaria.

 

Por ende, cuando en las reuniones de fin de año, habitualmente se dice “somos una gran familia”, no es una mentira. El problema recae en que esto queda reducido a una pantomima hipócrita al no haber un proceso asociado que propicie el sentimiento de pertenecer realmente a una segunda o tercera familia elegida, y no padecida.